Reseña cruceta musical María Santísima del Amor Doloroso. Lunes Santo 2019.

270

ANÁLISIS DE LA CRUCETA MUSICAL DE MARÍA SANTÍSIMA DEL AMOR DOLOROSO PARA EL LUNES SANTO DE 2019

No por muy repetido, la configuración de la cruceta musical que acompañará el tránsito de nuestra Madre del Amor Doloroso en su inminente Estación de Penitencia, supone un ejercicio de reafirmación en la identidad misma de Pasión en la calle. De hecho, pocas hermandades pueden presumir de mantener un acompañamiento musical por más de 40 años –con formaciones distintas, claro–, hecho que viene a refrendar la existencia de una personalidad propia e idiosincrática que en ocasiones no es bien entendida. No se trata, en ningún caso, de seleccionar marchas y distribuirlas sobre el papel sino de efectuar, en aras de cumplir con el compromiso adquirido de mantener esas señas de identidad, un estudio profundo que recoja el respeto a las costumbres con la adaptación a las calles por las que discurre el cortejo, el conteo del minutaje aproximado de cada maniobra a efectuar, el esfuerzo de las personas participantes y el cansancio que, andando las horas, aparece como acompañante para el resto del camino.

Así, con todos esos ingredienes y teniendo como ejes principales tanto las composiciones propias como aquellas otras que, históricamente, han formado parte de un núcleo de marchas clásicas absolutamente irrenunciables, sin olvidar otras tantas marcadas por un componente solemne, para 2019 serán 27 las composiciones que sonarán tras el trono de la Virgen.

Como novedad, volverá a oirse Iubilaeus, escrita por Eloy García en 2007 y donada en conmemoración del XXV aniversario de la Coronación de la Virgen por las hermanas Ana García Amat y Toñi Torres Navarro. Una obra que se úne a las dedicadas a la Archicofradía por diversos compositores: A los pies de tu mirada, Amor Doloroso (José Manuel Bernal), Pasión (Salvador Vázquez), Rosa de Pasión (Raúl Guirado) y Virgen del Amor Doloroso (escrita igualmente por el anteriormente reseñado músico militar de origen alicantino).

De igual manera y, gracias a la predisposición de la Banda de Música Municipal de Arahal, se recuperan para nuestro repertorio dos marchas que configuran el universo particular de la Semana Santa de la Málaga contemporánea, dedicadas a los titulares de la vecina Corporación radicada en el Oratorio de Pozos Dulces: María Santísima de las Penas, de Antonio Pantión; y, Cristo de la Agonía, de Abel Moreno. Ésta última, se estrenó precisamente en nuestra ciudad al paso de Nuestra Madre por la iglesia de san Julián, el lunes santo de 1991.

Al igual que en 2018 y dentro del apartado de melodías solemnes, se mantienen Aquella Virgen (Manuel Gómez), Cristo en la Alcazaba (Fulgencio Morón), Domine Deus Noster y Amor en tus lágrimas (ambas, de Luis M. Catalá), Domus Aurea (Jaime Teixidor), Esperanza Macarena (Pedro Morales), María Santísima del Dulce Nombre (Luis Lerate), y Ntra. Sra. de Guadalupe (igualmente, de Pantión). A éste mismo elenco se incorporan, aunque han estado presentes en años anteriores con variable interpretación: Ave María (Giulio Caccini/Ramiro Mínguez), María Santíma del Subterráneo (Pedro Gámez Laserna) y Virgen de Monserrat (escrita también por el músico nacido en la localidad jiennense de Lopera, antes citado).

Por último, siguendo el espíritu de las crucetas tradicionales de la Archicofradía, no faltan: Ione (Francisco Petrella), España llora (Alejandro Contreras), La Estrella sublime (Manuel López Farfán), Procesión de Semana Santa en Sevilla (Pacual Marquina), Soleá dame la mano (Manuel Font de Anta), Virgen de las Aguas (Santiago Ramos) y Virgen del Valle (Vicente Gómez-Zarzuela). Especialmente significativa será la interpretación de Amarguras, himno creado por el propio Font de Anta hace justamente 100 años.