TRIDUO EN HONOR A NUESTRA MADRE DEL AMOR DOLOROSO

1078

Como ya se anunciaba en días pasados, durante los días 12 a 14 de septiembre se ha celebrado el Triduo en honor a María Santísima del Amor Doloroso que culminaba con la Solemne Eucaristía conmemorativa de la Festividad de nuestra Madre y del XLI Aniversario de su Coronación Litúrgica, si bien el día 14 a las 23.00 celebramos la Solemne Vigilia de Salutación a María Santísima del Amor Doloroso.

En estos días de Triduo, el predicador del mismo Rvdo. Padre D. José López Solórzano, nos ha acercado a la figura de nuestra Madre a través de las homilías tomando como referencia a María como madre, analizando de la forma más humana posible el dolor que la Virgen Santísima sufrió en un acto puro de Amor. Preciosa la reflexión que hizo de las manos unidas de la Virgen, haciendo referencia a que María, como cualquier madre, siempre tiene la mano tendida a su Hijo y que ante la muerte del Señor y, no pudiendo tenerlo entre sus manos, la única opción fue unirlas y vivir con ese dolor en su corazón.

Han sido unos días de culto en honor a María Santísima del Amor Doloroso que nos han reconfortado y han posibilitado que nos reunamos en torno a nuestra Madre para rezar y estar junto a Ella, queriendo destacar la Vigilia de Salutación en la que rezamos y felicitamos a nuestra Madre rezando los siete dolores de la Virgen.

Tras la Solemne Eucaristía en honor a nuestra Bendita Madre el día 15 de septiembre, se procedió a entregar un recuerdo a nuestro hermano D. Juan Torres Vera en reconocimiento a su desinteresada y encomiable labor como vestidor de María Santísima del Amor Doloroso durante los últimos veinte años. Igualmente, se entregó el nombramiento como vestidor a nuestro hermano D. Jorge Domínguez González, a quien deseamos todo lo mejor en esta dulce encomienda.

Que María Santísima del Amor Doloroso interceda por todos nosotros.